VIVAMOS LA FIESTA CHICA DE LA VIRGEN DE ANDACOLLO DESDE NUESTROS HOGARES

La leyenda de la Virgen de Andacollo se remonta a los años de la conquista de Chile. La historia narra que en el año 1549 La Serena fue devastada y destruida en un incendio. Luego de huir, los españoles suben a la montaña y se encuentran con un pequeño asentamiento indígena. Su asombro fue grande al ver las quebradas llenas de oro de lavadero, de modo que deciden ocultar allí la pequeña imagen y siguen su rumbo al sur. Es así que un indio de la zona, llamado Collo, encuentra la imagen de la Virgen. Según la leyenda el indio habría escuchado una voz celestial que le decía “Anda, Collo, invita a tu pueblo a conocerme y a conocer el verdadero Dios”. El indio tomó la imagen y la llevó a su casa para rendirle culto, asociándola a la Pacha Mama (Madre Tierra). Desde entonces los lugareños comenzaron a ofrecerle sus danzas muy similares a las de los indígenas de Perú y Bolivia.

Atraídos por el oro existente en Andacollo, los españoles regresan y se construye la primera capilla mariana en Chile. Años más tarde, en 1869, se ordena la construcción del Templo Grande, que se bendijo en 1893 y fue declarado Basílica Menor en 1998.

Cada año en la Fiesta Chica (primer domingo de octubre) y en la Grande (del 23 al 27 de diciembre), se vive una experiencia de eclesialidad única en la zona, razón por la cual la Virgen de Andacollo fue declarada patrona de la Arquidiócesis. Estas festividades cada año reciben a miles de peregrinos provenientes de la región, el país y el extranjero.

Sin embargo, en esta ocasión no será posible, debido a la pandemia del COVID-19, por lo que la invitación es a vivirla en comunión a través de los medios de comunicación y redes sociales.


    
Comunicaciones Arzobispado de La Serena - Los Carrera 450 - Casilla 613- La Serena
Teléfonos: 512 216956 Anexos: 200 y 214 - 512 225658 Anexo: 201
E-mail: comunica@iglesia.cl - laserena@episcopado.cl