Miercoles 18 de Septiembre, 2013

Arzobispo llamó a construir una sociedad a ejemplo de Jesús en Te Deum de Fiestas Patrias

 


El amor de Dios a sus hijos, el diálogo verdadero, el trabajo sincero por los más pobres y por responder a legítimas demandas sociales, fueron parte del mensaje de Monseñor Manuel Donoso a autoridades y fieles de las provincias de Elqui y Limarí

La misericordia de Dios, el diálogo como elemento clave para construir la sociedad, la equidad en la distribución de la riqueza y la descentralización para el desarrollo de las regiones fueron los ejes centrales de la Homilía del Arzobispo, Monseñor Manuel Donoso, en Te Deum de Fiestas Patrias en la Catedral de La Serena.

La ceremonia contó con la presencia de autoridades regionales del poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, autoridades comunales, junto a representantes de organizaciones sociales, para agradecer a Dios por nuestra Patria y hacer oración por el futuro de nuestro país.

Tras el evangelio, tomado del libro de San Mateo, el Arzobispo Manuel Donoso reflexionó acerca de “llegar a ser ciudadanos del cielo”, caminando junto a Dios en la tierra como Iglesia cercana y acogedora, como lo fue Jesús.

En la primera parte llamó a dejar de lado concepciones de Dios que había en ese tiempo – y que las hay hoy- de un Dios que solo mueve el mundo, de un Dios como un juez severo, para entender que es un Padre lleno de amor.

Monseñor Donoso hizo un llamado a trabajar por una sociedad en la que reine la fraternidad y el diálogo, en referencia a la necesaria reconciliación nacional, haciendo referencia al Padrenuestro y el pedir que venga a nosotros Su reino. También, reconociendo avances en superación de la pobreza, hizo referencia al descontento actual en Chile, producto “de una falta o de una injusticia de la cual Dios no se hace solidario”.

En relación a las próximas elecciones, pidió a las futuras autoridades responder a fuertes demandas de cambios diversos sectores sociales. “No puedo dejar de recordar aquí las inolvidables palabras de Juan Pablo II en 1987: Los pobres no pueden esperar. Cualquier vulneración de la justicia corroe la vida nacional en sus mismas raíces, engendra como lo hemos visto situaciones u odios difíciles de sanar y nos puede insertar en una espiral de discrecionalidad en la que siempre son dañados los más desposeídos”.

Además, se refirió a la regionalización y la descentralización del país, señalando desde su mirada como ciudadano que “los 17 años en la región, después de venir de  30 (años) en la capital, me han hecho darme cuenta de que el respeto a las Regiones está sumamente atrasado en Chile”, señaló el arzobispo de La Serena.

“Que todos los que soñamos con fuertes correcciones a favor de la justicia y de los pobres, no salgamos desilusionados”, fue el último mensaje de Monseñor Manuel Donoso, en este Te Deum en la Catedral de La Serena, que tuvo presente al Coro del Colegio Seminario Conciliar y la Orquesta de La Antena.

Homilía Monseñor Donoso

Galería fotográfica



    
Comunicaciones Arzobispado de La Serena - Los Carrera 450 - Casilla 613- La Serena
Teléfonos: 512 216956 Anexos: 200 y 207 - 512 225658 Anexo: 201
E-mail: comunica@iglesia.cl - laserena@episcopado.cl