Lunes 10 de Septiembre, 2012

Desafíos de la pastoral urbana fue tema central de seminario de un año en Coquimbo

 


La finalidad de este encuentro de reflexión “era aportar a la renovación del impulso misionero evangelizador de la Iglesia, que están demandando los nuevos tiempos y que el documento de Aparecida nos pide encarecidamente”, explicó Francisco Correa, coordinador del seminario.

Con una jornada dedicada a revisar las principales conclusiones de un año de trabajo finalizó el seminario "Aproximación a la pastoral urbana en las ciudades de Coquimbo y La Serena: desafíos y perspectivas", organizado por el Departamento de Teología de la Universidad Católica del Norte y el Intercambio Cultural Alemán-Latinoamericano, ICALA, Consejo de Coquimbo.

Iniciado en octubre de 2011, la finalidad de este encuentro de reflexión “era aportar a la renovación del impulso misionero evangelizador de la Iglesia, que están demandando los nuevos tiempos y que el documento de Aparecida nos pide encarecidamente”, explicó Francisco Correa, coordinador del seminario.

La última sesión vino así a culminar una agenda que, en sus sucesivas jornadas, fue avanzando desde la delimitación de los conceptos de pastoral y urbe, a una mirada ecuménica de los que se estaba realizando en ese ámbito en la región, para abrirse luego a un análisis de la ciudad como espacio de encuentro y creación de cultura, los desafíos éticos de vivir en comunidad, el acompañamiento al que sufre en la ciudad y finalmente una mirada a la urbe desde la perspectiva de la educación y de los medios de comunicación masiva.

En este análisis participaron representantes de variados puntos de vista, en concordancia con los objetivos que se plantearon los organizadores, en cuanto a generar un encuentro caracterizado por un diálogo ecuménico, interreligioso e interdisciplinar.

Se requiere una comprensión de la Pastoral Urbana “capaz de superar una visión dualista, que sea capaz de producir una evangelización en la línea de la inculturación, que dé cuenta de una pastoral que no solo es para la ciudad sino que esencialmente es en y desde la propia ciudad. Es decir, incorporar a Dios en la ciudad”, concluyó Francisco Correa.

 

Aporte del Departamento

Entre los relatores se contó el Director de Teología de la UN y experto en bioética, P. Alejandro Silva, quien valoró la realización de este evento, señalando: “Seguimos expresando a través de este seminario la nota característica de nuestro departamento, en este deseo de traducir la teología y responder a los requerimientos del mundo de hoy de la Iglesia. Eso mismo nos ha llevado a abrirnos al dialogo ecuménico e interreligioso, siempre marcado por la interdisciplinariedad”.

En esta misma línea, el académico y sacerdote agregó: “… como decía un profesor mío, en la iglesia los dogmas no pueden ser señoritas bien vestidas, intocables, sino que el dogma tiene que bajar a pasearse en medio del mundo y la cotidianeidad, para iluminar las acciones”.

En concordancia con lo anterior, Silva resaltó los logros de las jornadas, y agradeció el constante apoyo del Intercambio Cultural Alemán-Latinoamericano, ICALA, a la realización del mismo. Cabe recordar que todas las ponencias del seminario, como también los diálogos generados al final de cada exposición, están disponibles en el sitio web http://icalacoquimbo.es.tl.

ICALA (Intercambio Cultural Alemán-Latinoamericano), es una asociación alemana sin fines de lucro, financiada por la acción episcopal ADVENIAT, desarrolla desde 1968/1969 programas de intercambio para la promoción de graduados de tesis universitarios latinoamericanos y alemanes. En dicho período, ha puesto especial énfasis en promover la reflexión científica desde la fe cristiana en las condiciones culturales, sociales y económicas actuales.

 

Mantener la esperanza

Durante la sesión de cierre, el coordinador del seminario, Francisco Correa, resumió las ideas más relevantes derivadas de este espacio de reflexión, relevando de paso lo que calificó como algunas pistas transversales en el análisis de la fe en la ciudad.

A modo de ejemplo, el académico destacó el creciente fenómeno de urbanización - según estimaciones de las Naciones Unidas, para el año 2020 más del 80% de la población de América Latina y el Caribe vivirá en ciudades - movimiento migratorio “que trae consigo situaciones nuevas y complejas a considerar al momento de pensar la evangelización de la urbe”.

“Estamos en un tiempo de cambio que no se limita a algunos aspectos de la vida, se trata de un cambio cultural o epocal, que afecta todas las dimensiones que constituyen la vida humana, lo social, lo individual, lo religioso, lo político lo estético, etc. Llegando este cambio incluso a transformar la concepción del espacio y el tiempo”, advirtió Correa.

El cambio de paradigma, que puso al mercado en el lugar que antes ocupara el hombre y la falta de transmisión de creencias religiosas en el hogar fueron otras de las pistas relevadas. Sin embargo, Francisco Correa llamó también tener una actitud de esperanza abierta al futuro. “Ante un cambio de esta magnitud, los cristianos no podemos dejarnos contagiar con el temor y el pesimismo frente a los tiempos. Importante es recordar las palabras del Papa Juan XXIII, quien en la primera sesión del CVII llamó a tener fe en Dios como el Señor de la Historia, y con ello deslegitimaba abiertamente a los que solo percibían ruinas en los tiempos modernos”.

Fuente: Comunicaciones UCN Coquimbo



    
Comunicaciones Arzobispado de La Serena - Los Carrera 450 - Casilla 613- La Serena
Teléfonos: 512 216956 Anexos: 200 y 214 - 512 225658 Anexo: 201
E-mail: comunica@iglesia.cl - laserena@episcopado.cl