Domingo 09 de Junio, 2019

“Mirar hacia donde el Espíritu Santo nos impulsa”

 


Columna del Arzobispo René Rebolledo publicada en el diario La Región.

El domingo pasado, 2 de junio de 2019, en la solemnidad de la Ascensión del Señor publiqué mi segunda Carta Pastoral titulada: “Mirar hacia donde el Espíritu Santo nos impulsa”, frase del Papa Francisco en su Carta “Al Pueblo de Dios que peregrina en Chile” del 31 de mayo de 2018. Respondo de este modo a las reflexiones de los agentes de pastoral, laicas y laicos, como también consagrados, religiosas y religiosos, diáconos y sacerdotes y constructores de la sociedad, en asambleas que tuvieron lugar el año 2018 con motivo de la crisis eclesial que estamos viviendo. Por parte de la Vicaría de Pastoral me fue entregada una síntesis de esos aportes.  

La introducción de la Carta la titulé: En tiempo pascual. Algunas expresiones de esta parte ofrezco a continuación: El 12 de mayo celebramos en nuestras comunidades el 4° domingo de Pascua bajo el título bíblico del Buen Pastor, imagen presente en el capítulo 10 del evangelio de Juan. El Señor se presenta como el Buen Pastor porque Él conoce a cada persona, se interesa por ella, se acerca, le sustenta, la acompaña en sus alegrías y penas, gozos y esperanzas y le da plenitud de vida. En efecto, ofreciendo su propia vida, la que Él recibió de su Padre, la participa a todos (cfr. Jn 10, 10.11.15.17-18).

Para los discípulos misioneros del Señor, que por el sacramento del Bautismo fuimos configurados con Él, es un gran desafío asumir las actitudes de Jesucristo, Buen Pastor, en toda circunstancia, cuando el camino es llevadero e igualmente al afrontar retos complejos. Justamente en estos acontecimientos, Cristo resucitado, el Buen Pastor que dio la vida por sus ovejas y se entregó a la muerte por su rebaño (Antífona de la comunión, Eucaristía 4° domingo de Pascua), en sus actitudes nos desafía a ser buenos discípulos: conociéndolo más profundamente, escuchándolo, dejándonos interpelar por su mensaje siempre novedoso, convirtiendo nuestra vida según su Palabra,  siguiéndolo, celebrándolo, anunciándolo y practicando todo cuanto Él  nos ha enseñado.

En comunidad invocamos el don del Espíritu Santo que guía a la Iglesia, especialmente hoy en la gran solemnidad de Pentecostés, a fin de que el discernimiento que estamos realizando bajo su influjo, nos fortalezca al poner en práctica en nuestras comunidades las propuestas que han ido surgiendo y en las que nos manifestamos dispuestos a asumir corresponsablemente de cara al momento presente que estamos viviendo como Iglesia. El papa Francisco nos desafía: Hoy somos retados a mirar de frente, asumir y sufrir el conflicto, y así poder resolverlo y transformarlo en el eslabón de un nuevo caminar (Santo Padre Francisco, Carta cit., 2). Dios mediante, en las próximas columnas expondré otros acápites de esta Carta Pastoral que ofrezco a todos para la reflexión.

  

 



    
Comunicaciones Arzobispado de La Serena - Los Carrera 450 - Casilla 613- La Serena
Teléfonos: 512 216956 Anexos: 200 y 207 - 512 225658 Anexo: 201
E-mail: comunica@iglesia.cl - laserena@episcopado.cl