Miercoles 30 de Abril, 2014

Arzobispo de La Serena bendijo inicio de año académico de U. Católica del Norte

 


Que sean meses vividos de cara al Señor, de fraterno empeño común y atención a los anhelos más profundos del corazón de jóvenes y adultos pidió Monseñor René Rebolledo

Un año bendecido le deseó el Arzobispo de La Serena, Monseñor René Rebolledo a toda la comunidad de la Universidad Católica del Norte, sede Coquimbo, al participar de la ceremonia de inauguración del año académico.

El Arzobispo de La Serena, quien es delegado del Gran Canciller, celebró la Eucaristía de inauguración del año académico con la comunidad universitaria, ocasión en que pidió “un año bendecido por el Señor y fructuoso, donde la corresponsabilidad de todos sea fervorosa, oportuna y eficaz, de tal modo que al finalizarlo y al concretar un análisis de lo que ha significado, se pueda decir que han sido meses vividos de cara al Señor, de fraterno empeño común y atención a los anhelos más profundos del corazón de los jóvenes y adultos que han elegido este Centro para prepararse y fundamentarse en sus opciones”.

Agregó Monseñor René Rebolledo que “la Universidad tiene la tarea, entre otras, de discernir con sabiduría las aspiraciones de los académicos y docentes, como también muy especialmente, la de los alumnos, a fin de que, según las posibilidades, puedan ser plenamente satisfechas. Me refiero en particular a los aspectos que involucran la vivencia de la fe, como también de los valores y, sobre todo, a propiciar en todos los niveles que la comunidad universitaria tenga este año la bendición de un real encuentro con el Señor”, planteó el Arzobispo de La Serena.

La Inauguración del año académico en la Universidad Católica del Norte sede Coquimbo prosiguió con el mensaje del Vicerrector, Jaime Meruane, quien resaltó la vocación social y cristiana de la institución, desde la cual “debemos anunciar, testimoniar y proponer desde un compromiso con la verdad, como sentido último de toda Universidad, que la formación de los niños y jóvenes, en cualquiera de sus momentos de desarrollo y maduración, debe potenciar su capacidad intelectual y orientar e impulsar a adquirir la sabiduría de vivir; no sólo capacitarlos a adquirir experticias en el uso y manejo de las tecnologías, sino también despertarlos y comprometerlos a la solidaridad”.

En la oportunidad, tanto Monseñor René Rebolledo como el obispo emérito, don Manuel Donoso, fueron objeto de un reconocimiento por parte de la casa de estudios superiores.

Galería fotográfica



    
Comunicaciones Arzobispado de La Serena - Los Carrera 450 - Casilla 613- La Serena
Teléfonos: 512 216956 Anexos: 200 y 214 - 512 225658 Anexo: 201
E-mail: comunica@iglesia.cl - laserena@episcopado.cl