Miercoles 26 de Febrero, 2020

Iniciamos la Cuaresma 2020

 


En su artículo, el Arzobispo René Rebolledo enfatizó que este tiempo son "días especiales de gracia que nos regala el Señor para intensificar el diálogo con Él, hacer penitencia, ayuno y abstinencia, todo ello como preparación para la celebración de (...) la próxima Semana Santa".

En su columna dominical publicada en diario La Región, el Arzobispo René Rebolledo Salinas reflexionó sobre el Tiempo de Cuaresma 2020, que se inicia con la celebración del Miércoles de Ceniza y se extiende hasta el Jueves Santo. A continuación, el mensaje del Pastor Arquidiocesano:

"Este 26 de febrero, daremos inicio con el Miércoles de Ceniza al Tiempo de Cuaresma, días especiales de gracia que nos regala el Señor para intensificar el diálogo con Él, hacer penitencia, ayuno y abstinencia, todo ello como preparación para la celebración de los misterios centrales de nuestra fe en la próxima Semana Santa. ¡La Cuaresma es el itinerario a la Pascua! La comunidad cristiana acompaña al Señor en su camino a la Cruz, que Él acepta voluntariamente por amor al Padre Eterno y a nosotros.

La Cuaresma evoca los cuarenta días de ayuno de nuestro Señor en el desierto, como también otros acontecimientos bíblicos, entre los que resalta los cuarenta años que el pueblo de Israel peregrinó para alcanzar la Tierra Prometida.

Con la celebración de la santa Eucaristía, prevista para el día miércoles mencionado a las 19:30 horas en el templo Catedral y la imposición de las cenizas, iniciaremos este especial tiempo de bendición y lo finalizaremos, Dios mediante, en la víspera del Viernes Santo, en las horas previas a la Misa de la Última Cena.

Para estos días la Iglesia en Chile nos propone cada año la Campaña Cuaresma de Fraternidad. Es un llamado a todos para que nos abramos una vez más en espíritu solidario al amor que Él nos enseñara con el ejemplo de su propia vida. Los destinatarios de los frutos de esta Campaña, como el año pasado y también el venidero, son las hermanas y hermanos migrantes.

Es el amor que da sentido pleno a los aspectos más relevantes de la espiritualidad de la Cuaresma. En efecto, las privaciones, el ayuno y la abstinencia de poco servirían, si olvidamos la práctica del amor que nuestro Señor nos ha enseñado: si uno dice que ama a Dios mientras odia a su hermano, miente; porque si no ama al hermano a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve. Y el mandato que nos dio es que quien ama a Dios ame también a su hermano (1 Jn 4, 20 – 21); Aunque repartiera todos mis bienes y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, de nada me sirve (1 Cor 13, 3).

Con esperanza iniciemos en comunidad el Tiempo de Cuaresma de este año. Permita el Señor podamos vivir los aspectos de su espiritualidad, personalmente, en nuestras familias y en las comunidades. Tendremos una profunda y feliz Semana Santa-2020 si asumimos el Tiempo de Cuaresma como un verdadero camino e itinerario a la Pascua. En efecto, celebramos en el Triduo Pascual los misterios más grandes de nuestra fe, muy especialmente la Resurrección de nuestro Señor, fundamento de nuestra adhesión a Él, contenido de nuestras celebraciones a lo largo del año y motivo de nuestra esperanza".



    
Comunicaciones Arzobispado de La Serena - Los Carrera 450 - Casilla 613- La Serena
Teléfonos: 512 216956 Anexos: 200 y 214 - 512 225658 Anexo: 201
E-mail: comunica@iglesia.cl - laserena@episcopado.cl