Martes 31 de Diciembre, 2019

Parroquias de Tongoy y Barraza recibieron a sus nuevos Administradores Parroquiales

 


El P. Juan Rivera asumió en “Santa Rosa de Lima” de la localidad costera de Coquimbo, mientras que en “San Antonio del Mar”, ubicado al interior de Ovalle, comenzó su servicio pastoral el P. Marco Henríquez.

Durante la tarde de este lunes 30 de diciembre, se realizaron los últimos cambios anunciados por el Arzobispo René Rebolledo Salinas en los servicios pastorales programados para el año 2020, los que tuvieron lugar en las localidades de Tongoy y Barraza.

Alegre bienvenida

Dichosos se mostraron los fieles y visitantes que llegaron hasta el templo de la parroquia “Santa Rosa de Lima” de Tongoy al recibir a su nuevo Administrador Parroquial. Se trata del P. Juan Rivera, quien asumió el servicio en Eucaristía presidida por el Arzobispo de La Serena. En la ocasión, el sacerdote manifestó que “este nuevo desafío pastoral es una muestra de la voluntad de Dios. Como tal lo asumo con mucha alegría, pues es una comunidad que conocí al realizar mi año pastoral cuando era seminarista. Tengo la misión de trabajar con la gente, atender las necesidades propias de la comunidad y sobre todo apoyar en el caminar en el Señor”, detalló.  

En la oportunidad, estuvo presente Pamela Muñoz, secretaría de la parroquia, quien tuvo palabras de agradecimiento al P. Cristian Sánchez, que trabajó por tres años junto a ellos. “Agradecer por la labor que realizó en este tiempo. Llegó con ánimo de hacer proyectos, renovar y cambiar diversos aspectos de nuestra parroquia. Por ejemplo, se realizaron cursos de formación de ministros, que gracias a su gestión se sumaron un total de 20. Por supuesto también destacar la construcción de una nueva sala multiuso y el mejoramiento estructural del templo parroquial, fruto de su esfuerzo y perseverancia en comunión con los fieles. Siempre estuvo disponible para todos y eso se reconoce. Le deseamos de todo corazón que le vaya bien en su nueva misión, que sea bien acogido y pueda integrarse, tal como lo hizo aquí, al trabajo al servicio de aquella comunidad y del Señor”, destacó. 

En la ocasión, se dio la bienvenida también al diácono permanente Hendrik Rivera, quien servirá pastoralmente en el lugar, tras su paso por la parroquia “Ntra. Sra. de las Mercedes” de Carén, la que desde ahora será atendida por su nuevo Administrador Parroquial, el P. Jorge Arancibia, acompañado del P. Juan Carlos Godoy.           

Un anhelo cumplido

Tras 12 años en que recibieron guía espiritual de forma esporádica de parte de diáconos permanentes, párrocos de Ovalle y de la comunidad religiosa Redentorista de Coquimbo, un sacerdote vuelve a trabajar en la atención pastoral permanente para la parroquia “San Antonio del Mar” de Barraza, pueblo ubicado a 35 kilómetros al oeste de la capital del Limarí. Por tal motivo, es que con mucho entusiasmo fue recibido el P. Marco Henríquez, su nuevo Administrador Parroquial. 

Al finalizar la Eucaristía en la que asumió el nuevo encargo pastoral, que fue presidida por el P. Cristián Montenegro, Vicario General de la Arquidiócesis, manifestó su alegría al tratarse de un trabajo pastoral misionero. “Cuando se conversó mi nombramiento me puse muy feliz. Es una parroquia extensa, la que era atendida con mucho sacrificio y entrega por los Padre Redentoristas, quienes hicieron un enorme trabajo. Por ello, la misión que se me ha encomendado demanda mucho esfuerzo, misionando y velando por el bien del pueblo de Dios. También tengo un lazo familiar en este lugar, lo que es doble alegría. Hay mucho que trabajar y por eso invito a la comunidad local desde ya a que lo hagamos juntos”.

Y la labor pastoral en esta zona del Limarí será acompañada por el diácono Eduardo Cuello, quien se encontraba realizando similar servicio en la parroquia "San Francisco de Borja" de Combarbalá. Sobre los desafíos que comprende esta tarea, detalló que “no hay que perder tiempo para llevar pronto la Palabra a todos los rincones de esta hermosa zona. Es una parroquia rural, que tiene cerca de 40 pueblos, por lo que junto al P. Marco, haremos todo lo posible para acompañar espiritualmente a cada lugar. El desafío es grande, por ello pedimos que recen por nosotros para hacer de buena manera la tarea confiada”, puntualizó.      

 

Galería fotográfica Tongoy

Galería fotográfica Barraza

 

Gentileza fotografías Arnaldo Tovar, Cristian Carvajal y Fabián Martínez



    
Comunicaciones Arzobispado de La Serena - Los Carrera 450 - Casilla 613- La Serena
Teléfonos: 512 216956 Anexos: 200 y 207 - 512 225658 Anexo: 201
E-mail: comunica@iglesia.cl - laserena@episcopado.cl