Domingo 07 de Junio, 2020

Santísima Trinidad

 


Artículo semanal del Arzobispo René Rebolledo Salinas publicado en el diario La Región.

Hoy, domingo 7 de junio, la Iglesia celebra a la Santísima Trinidad. Domingo tras domingo, especialmente en la celebración de la Eucaristía, glorificamos a la santa Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Los textos bíblicos nos ayudan a comprender más profundamente algunos rasgos de misterio tan grande y fundamental, especialmente la creación inicial del cosmos, la gracia que se nos ha sido comunicada en Cristo mediante el Espíritu y naturalmente la comunión de las tres divinas Personas.

Es deseable que con cierta frecuencia nos pudiéramos plantear: ¿qué imagen tengo de Dios?, ¿qué concepto sobre Dios hay en mi familia?, como igual sería significativo auscultar ¿qué preguntas sobre Dios predominan hoy en la sociedad?

Lo que cada uno pueda pensar acerca de Dios no es indiferente. De ello, en efecto, dependerá en gran parte la cercanía que tenga con Él. Es preciso insistir que Dios es grande en la creación y cercano a cada uno, en su historia personal. Hasta hoy siempre nos ha acompañado, con su gracia y bendición, y jamás nos ha dejado caer. Repetimos frecuentemente que estamos en sus manos y Él es mi fuerza y mi escudo: en Él confía mi corazón. Me socorrió y mi corazón se alegra; le doy gracias con mi cántico. El Señor es mi baluarte y refugio… (Sal 28 (27) 7-8).

Dios es Padre, me conoce, acompaña y demuestra su amor. Su Hijo Jesús es mi hermano, entregó su vida por mí, resucitó y está a la derecha de Dios Padre e intercede por nosotros (Rom 8,34). El Espíritu Santo nos llena de vida, fortalece y asiste con el don del discernimiento, para conocer la voluntad de Dios y en su gracia poder vivirla.

Nuestra vida es trinitaria. Del misterio de  Dios venimos, por Él vivimos y hacia Él vamos.

Les deseo a todos bendito domingo. Que tengan un feliz día junto a sus familias. Les aseguramos nuestra oración, especialmente en la santa Eucaristía. Que en el misterio del amor de Dios, encuentren la fuente para amar con fervor a sus seres queridos.

Particular recuerdo ante el altar del Señor por quienes están sufriendo las consecuencias del COVID-19. Cordiales condolencias a las familias de las personas fallecidas como también nuestra cercanía a los que están padeciendo la enfermedad, que tengan pronta recuperación. En nuestras comunidades rezamos también por el personal sanitario y sus familias. Encuentren en el Señor la fortaleza para seguir sirviendo con la generosidad ejemplar que han demostrado.

Finalmente, los invito a conocer la Declaración del Comité Permanente de la Conferencia Episcopal que se hizo pública el martes 2 de junio, que lleva por título: Acuerdo Social, Solidaridad y Responsabilidad: ¡La dignidad de las personas siempre primero! Por diversos medios de comunicación social la estamos dando a conocer a los feligreses y a las personas de buena voluntad.



    
Comunicaciones Arzobispado de La Serena - Los Carrera 450 - Casilla 613- La Serena
Teléfonos: 512 216956 Anexos: 200 y 207 - 512 225658 Anexo: 201
E-mail: comunica@iglesia.cl - laserena@episcopado.cl