Domingo 21 de Junio, 2020

¡No tener miedo!

 


Artículo del Arzobispo René Rebolledo Salinas publicado este domingo 21 de junio en diario La Región.

Este 21 de junio la comunidad cristiana vive el domingo 12° del Tiempo Ordinario. Recordaremos también con especial afecto y gratitud a nuestros queridos padres en el Día del Padre. Por otra parte, a nivel eclesial celebramos también el Día de la Infancia Misionera. Son las niñas, niños y adolescentes que se dedican especialmente a rezar, reflexionar y colaborar con la gran tarea misionera de la Iglesia. En nuestras parroquias nos dan un bello ejemplo de fervor misionero, también en el modo en que realizan el apostolado a su alcance, especialmente entre sus pares. Que el Señor bendiga esta obra, pues ellos son motivo de esperanza en el presente y para el porvenir.

En este domingo se proclama el Evangelio de Mateo 10, 26-33, una invitación al valor, a no tener miedo, que se repite tres veces en este breve pasaje: no les tengan miedo. No hay nada encubierto que no se descubra, ni escondido que no se divulgue… (v. 26) no teman a los que matan el cuerpo y no pueden matar el alma; teman más bien al que pueda arrojar cuerpo y alma en el infierno... (v. 28) finalmente, la tercera exhortación, no les tengan miedo, presente en el verso 31.

Por otra parte, en el mismo pasaje bíblico, el Señor nos invita a la confianza: no hay nada encubierto que no se descubra, ni escondido que no se divulgue (v. 26) y la seguridad de que siempre estamos en las manos de Dios, confianza que nos asegura en los versos 29-30: ¿No se venden dos gorriones por pocas monedas? Sin embargo, ni uno de ellos cae a tierra sin permiso del padre de ustedes. En cuanto a ustedes, hasta los pelos de su cabeza están contados. Por tanto, no les tengan miedo que ustedes valen más que muchos gorriones.

En este domingo es preciso considerar en nuestras reflexiones que el Señor nos anunció la posibilidad cierta de dificultades, dolores y sufrimientos. Si a Él, también a nosotros, es una constante bíblica. Su vida entera fue signo de contradicción, todo ello culminando con el gran misterio de la cruz. No obstante, nos dio testimonio de amor y fidelidad, sobre todo a su Padre, hasta entregar su propia vida en la cruz por amor a nosotros y por nuestra salvación.

En la vida tendremos que luchar con dificultades y tropiezos personales, también familiares y otros, incluso provenientes de la misma comunidad cristiana. El llamado, no obstante, es a seguir perseverando en el camino del bien, levantarnos siempre de nuevo, fortalecidos por el testimonio de Cristo, de los santos y mártires, como de tantas otras personas buenas que el Señor permite encontremos en el camino de nuestra vida.

Sin duda, la convocatoria que nos hace Jesús, a no tener miedo, nos anima en gran medida. Es un llamado que está presente en otros pasajes de la revelación bíblica. También los pontífices san Juan Pablo II y Benedicto XVI, nos invitaron frecuentemente a no tener miedo; lo propio hace nuestro actual Pontífice, el Santo Padre Francisco.

La confianza en Dios, siempre estamos en sus manos, es una gran certeza. Ésta nos acompaña a lo largo de nuestra vida, sobre todo en momentos complejos y dolorosos como los que estamos viviendo, debido a la pandemia del Covid-19, sobre la cual me he referido en varias otras columnas en este diario.

        

 



    
Comunicaciones Arzobispado de La Serena - Los Carrera 450 - Casilla 613- La Serena
Teléfonos: 512 216956 Anexos: 200 y 207 - 512 225658 Anexo: 201
E-mail: comunica@iglesia.cl - laserena@episcopado.cl