Viernes 30 de Abril, 2021

En la conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores Arzobispo de La Serena entregó su saludo

 


A través de un mensaje, don René Rebolledo Salinas manifestó su cercanía especialmente con quienes, producto de la crisis sanitaria y la sequía, han perdido su fuente laboral.

Este sábado 1 de mayo se vive a nivel mundial el Día Internacional del Trabajador y la Trabajadora, motivo por el cual el Arzobispo René Rebolledo Salinas entregó su saludo “en nombre de la Iglesia en la Arquidiócesis. A ustedes y a sus familias les deseo una bella jornada. ¡A todos les animo en la esperanza que nos da Jesucristo Resucitado!”.

El Pastor tuvo presente especialmente “a quienes, en el contexto de la pandemia del COVID-19 que nos afecta, perdieron su fuente laboral o la han visto reducida -por varias razones-         con serio perjuicio para el sostenimiento de la familia y los hogares”, como también “a aquellas hermanas y hermanos que debido a la escasez hídrica en nuestra región –padecida por varios años- ven fuertemente desmejorada la producción y con ello una serie de consecuencias familiares y sociales”.

Además, manifestó preocupación por “quienes se dedican al turismo en la zona. ¡Cómo han sido golpeados por el cierre de los servicios que ofrecían a causa de la pandemia! Reflexiono también en este día en los numerosos desafíos que enfrentan los inmigrantes por la pérdida de su fuente laboral, que con perseverancia y gran ilusión lograron conseguir”.

Esperanza en el Año de San José

Junto con expresar su “cercanía, comprensión, palabras de aliento y esperanza”, hizo hincapié que “¡Cristo Resucitado no abandona jamás! Mayor es la prueba y el desafío, más cierta y cercana es su presencia. ¡Confiemos en ello!”.

Posteriormente, se refirió al año dedicado a san José, iniciativa propuesta por el Papa Francisco, quien en su Carta Apostólica Patris corde (Con corazón de padre), “lo presenta como un ‘carpintero que trabajaba honestamente para asegurar el sustento de su familia. De él, Jesús aprendió el valor, la dignidad y la alegría de lo que significa comer el pan que es fruto del propio trabajo’”.

El Arzobispo en su mensaje continúa destacando que el Santo Padre “señala el desafío que representa ‘comprender el significado del trabajo que da dignidad y del que nuestro santo es un patrono ejemplar’. Y, por ello, se pregunta: ‘¿Cómo podríamos hablar de dignidad humana sin comprometernos para que todos y cada uno tengan la posibilidad de un sustento digno?’”.

Finalmente, Mons. Rebolledo indica que “en la Eucaristía los tendremos presentes a ustedes y a sus apreciadas familias. ¡San José, custodio del Redentor y esposo de la Virgen santa, ruegue por todos!”.

 

*FOTOGRAFÍAS DE ARCHIVO*





    
Comunicaciones Arzobispado de La Serena - Los Carrera 450 - Casilla 613- La Serena
Teléfonos: 51 2 283150 Anexos: 200 y 214 - 51 2 2256588 Anexo: 201
E-mail: arzolaserena@gmail.com - laserena@episcopado.cl