Viernes 29 de Abril, 2022

Saludo del Arzobispo de La Serena en el Día de las Trabajadoras y Trabajadores

 


El Pastor envió un mensaje deseando “que sus justas expectativas y anhelos sean cumplidos, para bien personal y de sus apreciadas familias”.

Próximos al 1 de mayo, el Arzobispo René Rebolledo Salinas entregó su saludo reparando en la “feliz coincidencia” que esta conmemoración se viva “en el domingo 3° de Pascua”. Manifestando que en este especial tiempo para la Iglesia “Jesús resucitado colma los anhelos del corazón, es nuestra victoria y esperanza. La paz que Él ofrece acompañe a sus familias y en todo lo que emprendan para el digno sustento, propio y el de los suyos”.

Además, en su mensaje el Pastor reflexionó en torno al evangelio que corresponde a este domingo, destacando que “los apóstoles después de una noche infructuosa por no haber pescado nada, siguiendo la Palabra del Señor lanzaron la red y obtuvieron una pesca abundante”.

“Los invito a reflexionar sobre las enseñanzas que esta página evangélica ofrece, perspectivas entusiasmantes, significativas y siempre actuales. Ante todo, la obra humana sostenida por la bendición y gracia divina. Lo que no logra conseguir el hombre, no obstante sus grandes capacidades, dones, talentos, donde a la vez es significativo el desarrollo científico y tecnológico… ¡Gracias al Señor es posible! En efecto, en Lucas 1, 37 leemos: ‘Nada es imposible para Dios’”, expresó Mons. Rebolledo.

Contemplando, igualmente, los diferentes trabajos, oficios, servicios y profesiones, el Arzobispo hace mención que cada uno “responde en la tarea asumida a un llamado de Dios y a colaborar corresponsablemente con Él en su obra creadora. Jesús, el Señor, en su ejemplo, Palabra y obras dignificó el trabajo, pero muy especialmente a la trabajadora y al trabajador”.

Enfatizó que esta conmemoración anual “nos encuentra inmersos aún en una pandemia que ha causado tanto sufrimiento. La entrega generosa de tantos, nos renueve en la esperanza de un presente y porvenir fraterno y solidario. Junto con proseguir acompañándonos mutuamente en momento de tanto dolor, con audacia y creatividad procuremos potenciar aquellos aspectos que valoramos como buena enseñanza y que nos pueden favorecer significativamente”.

Finalizó su mensaje deseando “que sus justas expectativas y anhelos sean cumplidos, para bien personal y de sus apreciadas familias” confiando su vida y misión, como sus trabajos y oficios a San José Obrero. Él los custodie como lo hiciera con Jesús y la Virgen santa”.

 

*LAS FOTOGRAFÍAS SON DE ARCHIVO*





    
Comunicaciones Arzobispado de La Serena - Los Carrera 450 - Casilla 613- La Serena
Teléfonos: 51 2 216817
E-mail: arzolaserena@gmail.com - laserena@episcopado.cl