Viernes 24 de Septiembre, 2021

Con aforo limitado se vivió Misa Crismal en templo Catedral de La Serena

 


Presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas, participaron sacerdotes, diáconos, religiosas y representantes de las 34 parroquias en la Arquidiócesis.

Estaba programada originalmente para el 31 de marzo, Miércoles Santo, sin embargo, como la comuna de La Serena se encontraba en Cuarentena, se decidió postergar la Santa Misa Crismal para una ocasión en que pudieran participar mayor cantidad de personas. Es así que la tarde de este viernes 24 de septiembre, tuvo lugar la especial celebración en el templo Catedral, a la cual llegaron, debido al aforo limitado, algunos representantes del pueblo fiel de Dios que peregrina en las provincias Elqui y Limarí.

En instantes previos a la Eucaristía, el Arzobispo René Rebolledo manifestó: “es una gran bendición celebrar en esta tarde la Misa Crismal. Felizmente, ha llegado la mayoría de los sacerdotes, una presencia significativa de diáconos permanentes, religiosas y religiosos, como también dos representantes de los fieles por parroquia. Me alegra enormemente la presencia de todos ellos. ¡A Dios las gracias! Agradecimiento también a los fieles por el gran aprecio a sus pastores”.

En parte de la homilía, el Pastor destacó el pasaje de la segunda lectura del libro del Apocalípsis: “acabamos de oír de la segunda lectura el maravilloso y conmovedor saludo y bendición de Juan a las siete Iglesias de Asia que representan a la Iglesia Universal: “Les deseo el favor y la paz de parte de Aquél que es, que era y que será…” (Ap 1, 4b-5). Este saludo hace alusión a la santa Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, que en la escritura se define como Aquél que es, que era y que será. Él es el Señor de los tiempos, también ellos están en su mano. Él rige la historia. Por ello, conscientes de su providencia divina repetimos frecuentemente: Estamos en las manos de Dios. En Él nuestra vida, pasada, presente y en su porvenir. Siempre y en toda circunstancia, reiteramos: Estamos en las manos de Dios”.

Renovación de Promesas Sacerdotales

Posterior al mensaje de Mons. Rebolledo, los presbíteros de la Arquidiócesis renovaron sus promesas sacerdotales, momento en que “dirigimos la mirada ante todo a Cristo, a su obediencia hasta la muerte al Padre eterno. Contemplémoslo sobre todo cómo Él ama en su obediencia al Padre. Para los sacerdotes no es una formalidad la renovación anual de las promesas sacerdotales que hicieran en el día de su ordenación sacerdotal. Es, ante todo, una manifestación de la voluntad en proseguir poniendo la vida entera en las manos del Padre, en la amistad con Jesucristo sacerdote y disponiéndose a la obra del Espíritu, que lleva siempre por caminos aun no andados y que requieren la respuesta de amor y fidelidad para transitarlos”.

Consagración del Crisma y bendición de Óleos

Durante la celebración, dos sacerdotes llevaron hasta el Altar el ánfora que contenía el óleo que previo a la bendición final, sería consagrado como el Santo Crisma.

Además, dos diáconos permanentes presentaron el óleo de los enfermos y dos laicas portaron el óleo de los catecúmenos, bendecidos en la ocasión por el Arzobispo.

“La Misa Crismal en su belleza, significado y perspectivas es la oportunidad extraordinaria que nos brinda el Señor para retomar el camino y seguirlo a Él con renovada fidelidad, sirviendo a los hermanos que nos confía. El Señor sea bendito en el ejercicio del ministerio sacerdotal. Él que nos llamó es fiel y Él es nuestra recompensa”, concluyó el Pastor de la Arquidiócesis.

 

Para ver más fotografías haz clic AQUÍ

Redacción y fotografías: Fabián Martínez Torres, periodista



    
Comunicaciones Arzobispado de La Serena - Los Carrera 450 - Casilla 613- La Serena
Teléfonos: 51 2 283150 Anexos: 200 y 214 - 51 2 2256588 Anexo: 201
E-mail: arzolaserena@gmail.com - laserena@episcopado.cl