Miercoles 22 de Diciembre, 2021

Arzobispo de La Serena entregó su Saludo de Navidad 2021

 


El Pastor invitó a reflexionar ante el Pesebre dispuesto en hogares, templos, barrios y oficinas “en la verdad del gran misterio de Navidad: La venida del Hijo de Dios a nuestro encuentro”.

Faltan pocos días para la celebración de Nochebuena, Natividad del Señor y así iniciar el Tiempo de Navidad, motivo por el cual el Arzobispo René Rebolledo Salinas entregó su saludo a la comunidad desde la representación del nacimiento de Jesús que está ubicado en el Arzobispado de La Serena.

En el inicio de su vídeo-mensaje, deseó feliz culminación del Tiempo de Adviento “días de gracia y propicios para prepararnos a vivir en profundidad la memoria del gran misterio de la encarnación del Hijo de Dios. La Virgen santa, en su ejemplo, interceda por nosotros a fin de que podamos celebrar la venida de nuestro Señor con fe, esperanza y amor”.

Él ha venido

Convocó a los fieles para “reflexionar ante el Pesebre de nuestros hogares, en aquellos dispuestos en las capillas y templos, en los barrios y oficinas, en la verdad del gran misterio de Navidad: La venida del Hijo de Dios a nuestro encuentro”.

Destacó que “Él ha venido para mostrarnos el rostro del Padre que es rico en amor, gracia y bondad, que desborda en gran misericordia. Él ha venido al mundo para dar a las mujeres y hombres de todos los tiempos un porvenir de esperanza. Él ha venido para andar nuestro camino, compartir nuestras alegrías y gozos, penas y fatigas. ¡Él ha venido para darnos plenitud de vida!”.

Finalizó su mensaje invitando a ayudarse “mutuamente con la palabra, la oración y el testimonio fraterno y humilde, para encontrarnos con Él”, como también acercarse en unidad “atraídos por su luz, la que proviene de Belén, buscando reflejarla e iluminar la realidad que con frecuencia se nos presenta en oscuridad” y adorarlo “postrándonos con humildad ante el Pesebre”.

Mensaje a la Pastoral del 1%

El saludo se suma al enviado el pasado 8 de diciembre, tanto a Visitadoras y Visitadores de la Pastoral del 1%, como a quienes colaboran realizando su aporte en parroquias y comunidades en favor de la evangelización.

“Deseo a ustedes y a sus apreciadas familias las bendiciones del Señor para esta gran solemnidad. El verdadero regalo de la Navidad es el Hijo de Dios. Nuestros saludos, presentes y otros nos ayudan a prepararnos a acoger el don del Padre: Su Hijo que viene a nuestro encuentro y colma los anhelos del corazón y la esperanza”, señalaba el mensaje, además de manifestar a quienes realizan su servicio en esta valiosa pastoral “honda gratitud por su gran servicio a la Iglesia, concretamente en sus parroquias y comunidades”.

En tanto, a las y los erogantes invitó a “reflexionar sobre la verdad del gran misterio de la Navidad: La venida del Hijo de Dios a nuestro encuentro, para darnos plenitud de vida”, agradeciéndoles el aporte que realizan y que es “muestra de corresponsabilidad en el financiamiento de su parroquia, especialmente el culto, la pastoral e iniciativas para la evangelización”.