Martes 18 de Abril, 2023

Con alegría y entusiasmo inicia primer semestre formativo de la Escuela Diaconal “San Lorenzo”

 


Para este año, se dará el curso de Derecho Matrimonial por la Hna. Marlene Núñez; Secretaría Parroquial por el P. Ángel Pizarro y Sacramentos por el P. Alejandro Silva.

Con la finalidad de fortalecer la vocación diaconal, el lunes 10 de abril inició el primer semestre formativo de la Escuela Diaconal “San Lorenzo” de la Arquidiócesis de la Serena, con la participación de aspirantes al Diaconado Permanente, en compañía de sus esposas y familiares.

En este primer semestre de formación, los aspirantes contarán con la formación de la Hna. Marlene Núñez, quien desarrollará lo concerniente a Derecho Matrimonial; el Pbro. Ángel Pizarro será el encargado de impartir conocimientos sobre Secretaría Parroquial; mientras el tema de Sacramentos estará a cargo del Pbro. Alejandro Silva.

A través de la plataforma Zoom, los estudiantes iniciaron sus actividades escuchando el testimonio de la Sra. Yasna Tapia, quien de forma amena detalló la experiencia vivida por su participación en la Asamblea Sinodal del Cono Sur, la cual se llevó a cabo en Brasilia.

En este sentido, el P. José Luís Flores, se mostró muy contento por el ambiente de espiritualidad y la gran receptividad que mostraron los aspirantes en este primer encuentro.

“Damos gracias a Dios por la bendición de la Escuela Diaconal en la Arquidiócesis, que recibe no solo a hermanos de esta jurisdicción, sino a aspirantes y candidatos de la hermana Prelatura de Illapel, como es el caso de Héctor Tapia, de la parroquia de Los Vilos, quien está al término de su proceso de formación, como a cada una de las distintas comunidades de la arquidiócesis, muchas gracias a sus familias y comunidades parroquiales de origen que han acompañados a estos hermanos en su proceso de vocacional. Es tarea no solo del equipo de formación a quien el Sr. Obispo ha confiado esta misión, sino de toda la Iglesia”, destacó el sacerdote.

Es de recordar que los Diáconos Permanentes prestan servicio en sus comunidades en orden a la caridad, la palabra y la liturgia, especialmente al servicio social en todas las dimensiones, como por ejemplo: En las cárceles, con las personas privadas de la libertad; con los pobres, los más necesitados, las personas más vulnerables en las ciudades, en fundaciones, obras de beneficencia; en hospitales con el acompañamiento y consuelo al enfermo, en la pastoral funeraria y del duelo, comunidades aisladas y rurales, entre otras obras, y también asistencia en el altar, distribución de la comunión, proclamación del Evangelio.

Ellos pueden bendecir matrimonios, bautizar, proclamar la Palabra de Dios y predicar. En segundo lugar, todo el servicio que corresponde en la comunidad parroquial; catequesis o formación y consejería en la pastoral familiar.

Para ello, debe formarse en cuatro dimensiones: la espiritual que se construye a través de la Eucaristía semanal, los retiros, la celebración de la liturgia de las horas, la dirección espiritual, entre otros; el crecimiento espiritual que propone cultivar en los candidatos -y sus esposas- una vida en Cristo, centrada en el amor a la Palabra y la Eucaristía, el espíritu de servicio, el aprecio por la oración personal, la confesión y revisión de vida, y en el amor filial a la Santísima Virgen.

Asimismo, la formación intelectual: que se realiza a través de los cursos de formación bíblica, teológica, moral, derecho canónico y liturgia, además de algunas asignaturas que tienen que ver con la madurez humana y la práctica pastoral; así como la formación pastoral que se desarrolla mediante el trabajo pastoral que realiza el candidato en su comunidad, a partir de los criterios de la Iglesia y metodologías de planificación que le aporta la Escuela del Diaconado; y la formación humana que se da a través de la convivencia en la escuela, en los cursos, actividades y sobre todo en la construcción de una familia diaconal que, insertada en la vida de la iglesia particular, sea signo de servicio en la promoción humana.

Fuente: Osmar Coello Muñoz, periodista y secretario Vicaría de Pastoral.


    
Comunicaciones Arzobispado de La Serena - Los Carrera 450 - Casilla 613- La Serena
Teléfonos: 51 2 216817
E-mail: arzolaserena@gmail.com - laserena@episcopado.cl